Nueva York, ago (SF).- El velero «cero carbono» que transporta a Greta Thunberg, joven activista sueca de la lucha contra el cambio climático, llegó este miércoles a Nueva York, con una jornada de retraso por condiciones climáticas adversas.

Greta rechazó viajar en avión a causa de las emisiones de gases, ante lo cual Pierre Casiraghi, hijo de la princesa Carolina de Mónaco, puso a su disposición el Malizia II, un velero ecológico que capitanea junto con el alemán Boris Herrmann.

«¡Tierra!», publicó en las primeras horas del miércoles, con una foto de las luces de Nueva York en el firmamento.

Posteriormente, indicó que pasó los controles de migraciones y aduanas de EEUU en Coney Island y planea tomar rumbo a North Cove Marina, a un paso del distrito financiero de Manhattan, en las próximas horas, si la marea lo permite.

Las Naciones Unidas dieron la bienvenida a Thunberg con una flotilla de 17 veleros, uno para cada uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, unas embarcaciones que han sido proporcionadas por socios de Naciones Unidas.

 

La embarcación en la que navega Thunberg está dotada de paneles solares y turbinas subacuáticas que permiten utilizar electricidad a bordo sin emitir dióxido de carbono.

La activista adolescente inició en el puerto de Plymouth (suroeste de Inglaterra) un largo periplo que la llevará, asimismo, a Canadá, México y, finalmente, a Chile, donde en diciembre prevé asistir a otra conferencia sobre la emergencia climática.

La sueca tiene previsto desplazarse en trenes y autobuses desde un extremo al otro del continente americano.

Al comenzar su último curso de la escuela secundaria, hace un año, Thunberg creó el movimiento ecologista Fridays For Future, que adquirió dimensión internacional entre los jóvenes.

Comenta con tu Facebook

commentarios