Washington, ago (SF).- Más de dos décadas después del escándalo que desembocó en el juicio político del presidente Bill Clinton, la ex-becaria de la Casa Blanca Mónica Lewinsky será una de las productoras de la tercera temporada de la serie de televisión «American Crime Story», que se titulará «Impeachment», anunció FX.

En el elenco anunciado Beanie Feldstein hará el papel de Lewinsky, y Sarah Paulson encarnará a Linda Tripp, quien fuera amiga íntima de Lewinsky y terminó traicionándola al revelar la relación oculta de la joven con Clinton.

Y Annaleigh Ashford hará el papel de Paula Jones, quien para ese entonces había iniciado una querella judicial por acoso sexual contra Clinton.

Todavía no se han anunciado los artistas que harán los otros papeles protagonistas, como el del presidente Clinton o el de su esposa, Hillary.

La serie saldrá al aire en el 2020.

El guión se elaboró sobre el libro de Jeffrey Toobin «A Vast Conspiracy: The Real Story of the Sex Scandal that Narly Brought Down a President».

Juicio contra Clinton

No fue exactamente la relación adúltera de Clinton con Lewinsky lo que causó el enjuiciamiento político del presidente en el Congreso, sino el hecho de que Clinton mintió, bajo juramento, en sus declaraciones a los investigadores sobre este caso.

El amorío clandestino comenzó en 1995 cuando Lewinsky, entonces de 22 años, llegó a la Casa Blanca como becaria y conoció a Clinton, entonces de 49 años. La relación continuó hasta 1997.

Lewinsky confió sus secretos a Tripp, con quien trabajaba en el Departamento de Defensa, y quien grabó en secreto las conversaciones telefónicas.

Tripp le pasó el material al fiscal independiente Kenneth Starr, quien investigaba a Clinton por otros asuntos, y fue en el curso de esta investigación que el gobernante cometió el perjurio.

En julio de 1998 los abogados de Lewinsky y Starr llegaron a un acuerdo de inmunidad bajo el cual la joven dio testimonio acerca de su relación con Clinton, pero quedó obligada a no hablar del caso por un período determinado.

Toda la turbulencia política y los detalles escandalosos dejaron a Lewinsky como una mujer marcada y humillada, perseguida por los paparazzi, tema recurrente para los comediantes, y comidilla de la prensa sensacionalista.

En 2006, a los 33 años, Lewinsky se graduó de un master en psicología social de la Escuela de Economía de Londres, y su tesis se tituló «En busca del jurado imparcial: Una exploración del efecto sobre la tercera persona y la publicidad previa al juicio».

Please follow and like us:
error

Comenta con tu Facebook

commentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here