Dayton, ago (SF).- Dos ataques armados en lugares públicos de los Estados Unidos le han costado la vida a 29 personas y dejado más de 50 lesionados en El Paso, Texas, y en Dayton, Ohio.

La primera tragedia es investigada por las autoridades como un «crimen de odio» y ocurrió la mañana de este sábado en un centro comercial «Walmart» dejando 20 fallecidos y 26 heridos. El sospechoso de los tiroteos mortales ha sido identificado como Patrick Crusius, de 21 años, de Allen, Texas.

El jefe de policía no identificó al sospechoso durante una conferencia de prensa el sábado por la noche, pero Allen dijo que el tirador era un hombre blanco de 21 años de Allen, Texas. El sospechoso enfrenta posibles cargos de asesinato capital, dijo.

El FBI abrió una investigación sobre terrorismo doméstico por el caso, mientras que la universidad de Collin College, en el noreste de Dallas, confirmó en un comunicado que Crusius fue su estudiante de 2017 a 2019.

Las autoridades investigan un documento de cuatro páginas publicado en 8chan (un tablero de mensajes en línea plagado de teorías de conspiración racistas y antisemitas) que creen que fue escrito por Crusius.

El documento iba adjuntó a una publicación (posteada 20 minutos antes de las primeras llamadas sobre el tiroteo) que decía: “Probablemente voy a morir hoy”.

El documento está lleno de mensajes de odio nacionalista y racista hacia los inmigrantes e hispanos, y culpa a los inmigrantes y a los estadounidenses de primera generación de quitar empleos y por la mezcla de culturas en Estados Unidos.

El segundo de los ataques, a solo 13 horas del primero, cifra en 250 la lista de ataques armados en los Estados Unidos en lo que va de año, y aún se investiga el móvil del perpetrador, quien falleció en la escena del crimen.

La policía cree, por ahora, que un solo tirador participó en el suceso. De momento no ha identificado al responsable ni sus motivos, informaron en rueda de prensa. El sospechoso utilizó un arma larga y disparó varias veces. Llevaba un chaleco antibalas y también cargadores adicionales.

Los agentes que actuaron para parar su acción tardaron un minuto en neutralizarlo, ya que algunos de ellos estaban en las inmediaciones del lugar de los hechos, según el portavoz Matt Carper.

Please follow and like us:
error

Comenta con tu Facebook

commentarios