Niños con mascotas son más felices y sociables

La compañía de un animal mejora la calidad de vida de todo ser humano, aumenta la longevidad, preserva el equilibrio físico y mental, facilita la recreación, reduce el estrés y disminuye el índice de depresión en general.

310

Miami, jul (SF).- Cuidar, jugar y alimentar, son los primeros tres conceptos que aprenden la mayoría de los niños que tienen mascotas, aseguran estudios sobre el vínculo animal realizados por la Fundación Affinity.

El vinculo con los animales beneficia a grandes y chicos, pero en estos últimos juega un rol aún más importante, porque contribuye en el desarrollo educativo y social, al obligar a los niños a asumir responsabilidades, aumenta su autoestima y, en la mayoría de los casos, mejora la integración de la familia.

Además, los animales fomentan la responsabilidad y el respeto a los demás, desarrollan la capacidad de cuidar de alguien y también provocan sentimientos de competencia y seguridad, dos sentidos a desarrollar en el ciclo de la vida para conseguir un correcto equilibrio emocional del niño.

¿Qué responsabilidades puede asumir un niño con su animal de compañía?
Las responsabilidades de los niños dependen de su edad. Los más pequeños pueden encargarse de que los animales tengan agua limpia, darles su comida, cepillarlos y lavarlos. A medida que sean más mayores pueden ayudar también en sus paseos y asumir otras responsabilidades.

El 50% de los niños asocia al perro o gato con un «compañero de actividades y juegos» e incluso ocho de cada diez niños de entre 9 y 12 años prefieren jugar con su mascota antes que con videojuegos.

Comenta con tu Facebook

commentarios