Agencias, dic 5 (SF).- Después de siete años de negociaciones, el príncipe Ernesto Augusto de Hannover entregó al Estado de Alemania por solo un dólar el castillo Marienburg, majestuosa propiedad de legado artístico y cultural, construida en 1858 y que se ubica en Baja Sajonia, al norte del país europeo.

El príncipe de 64 años, no pudo seguir pagando los elevados costos que demanda hacerle mantenimiento a la inmensa residencia, a pesar del alquiler de ambientes para reservas de eventos sociales, venta de obras de arte y las visitas de los turistas al museo y el restaurante.

Según el diario español, La Voz de Galicia, algunas partes del castillo se encontraban en estado ruinoso, sin calefacción y para evitar que se caiga a pedazos, el aristócrata recurrió al Estado, con el fin de que se haga a cargo de su rehabilitación, la cual comenzará en el 2020.

Las obras de restauración costarán casi 30 millones de euros, sin embargo el ministro regional de Cultura de Alemania, Björn Thümler, dijo que una vez comiencen los trabajos es probable que el presupuesto inicial pueda aumentar. Expresó su deseo de que las más de 1,700 piezas históricas que posee la residencia sean apreciadas por los alemanes y turistas de otros países.

El acuerdo ha sido severamente cuestionado por los partidos políticos de oposición, que consideran que “los propietarios deberían hacerse cargo de conservar sus bienes patrimoniales”, sin embargo el Gobierno alemán se mantiene firme en su posición.

En julio de 2017 el monumento elitista fue escenario de la fiesta de bodas del príncipe heredero Ernesto Augusto de Hannover Jr. con Ekaterina Malysheva, evento al que asistieron los hijos de la princesa Carolina de Mónaco, quien sigue casada con el ahora ex jefe de la Casa de Hannover.

Please follow and like us:

Comenta con tu Facebook

commentarios