Agencias, oct 5 (SF).- El congoleño Denis Mukwege y la exesclava sexual del grupo Estado Islámico Nadia Murad fueron galardonados este viernes con el Premio Nobel de la Paz por “sus esfuerzos para poner fin al uso de la violencia sexual como arma de guerra”.

Ginecólogo y víctima, respectivamente, Denis Mukwege y Nadia Murad encarnan una causa planetaria que supera el marco de los conflictos, como evidencia la ola planetaria #MeToo desatada hace exactamente un año por unas revelaciones de prensa.

“Denis Mukwege y Nadia Murad arriesgaron ambos personalmente su vida luchando valientemente contra los crímenes de guerra y pidiendo justicia para las víctimas”, indicó la presidenta del Comité Nobel, Berit Reiss-Andersen.

“Un mundo más pacífico solo se puede lograr si las mujeres, su seguridad y derechos fundamentales son reconocidos y preservados en tiempos de guerra”, agregó.

Los nombres de Denis Mukwege, ginecólogo que cura a mujeres violadas en República Democrática del Congo (RDC), y de la yazidí Nadia Murad, exesclava de los yihadistas del EI y activista, ya figuraban entre los favoritos al Nobel de la Paz de este año.

Mukwege ha pasado una gran parte de su vida ayudando a las víctimas de violencia sexual en la República Democrática del Congo. El médico, junto con su equipo, han tratado a miles de víctimas de este tipo de agresiones.

Mukwege ha denunciado en numerosas ocasiones la impunidad de las violaciones masivas y ha criticado al Gobierno congoleño y a los de otros países por no hacer lo suficiente para poner fin al uso de la violencia sexual contra las mujeres como una estrategia y un arma de guerra.

Nadia Murad, a su vez, es una de las aproximadamente 3.000 niñas y mujeres yazidíes que fueron víctimas de violaciones y de otros abusos del grupo terrorista Estado Islámico. Los abusos eran sistemáticos y servían como un arma en la lucha contra los yazidíes y otras minorías religiosas.

Nadia Murad “ha mostrado una valentía insólita al contar sus propios sufrimientos y hablar en nombre de otras víctimas”. Después de escapar del Estado Islámico, Nadia Murad habló abiertamente sobre su experiencia. En 2016, cuanto tenía tan solo 23 años, fue nombrada embajadora de buena voluntad de la ONU para la dignidad de los sobrevivientes del tráfico humano de la ONU.

El Nobel de la Paz se otorga a aquel “que haya trabajado más o mejor en favor de la fraternidad entre las naciones, la abolición o reducción de los ejércitos existentes y la celebración y promoción de congresos por la paz”, como refleja el testamento de su creador, Alfred Nobel.

Este año al premio Nobel de la Paz han sido nominados 331 candidatos, 115 de los cuales son organizaciones. Se trata del segundo mayor número de candidatos de la historia. El récord absoluto se estableció en 2016, cuando hubo 376 aspirantes.

Please follow and like us:

Comenta con tu Facebook

commentarios