Agencias, sep 19 (SF).- Un atleta alemán fue expulsado de por vida de un restaurante asiático tras comerse más de 100 platos de sushi en un buffet.

Según informó el diario La Vanguardia, el deportista Jaroslav Bobrowski fue a comer al restaurante Running Sushi, donde se ofrecía la promoción “come todo lo que puedas por 15,90 euros”.

Al parecer el triatleta lo tomó al pie de la letra y consumió un centenar de platos, lo que causó el malestar en lo encargados del restaurante. “Comió por cinco personas… ¡esto no es normal!”, dijo el dueño.

En una declaración al diario The Local, Jaroslav Bobrowski señaló que ante lo sucedido quiso darle una propina al camarero. ”Cuando fui a pagar el camarero no me quiso aceptar la propina”, dijo el deportista, quien aseguró que sólo tiene un 10% de exceso de grasa pese a todo lo que consumió.

Jaroslav Bobrowski es un triatleta alemán de 1.72 metros y 79 kilos que compite en Ironman, una carrera que combina natación, ciclismo y carrera a pie. El deportista lleva una estricta dieta que lo obliga a estar 20 horas sin comer para luego ingerir alimentos hasta quedar satisfecho.

Please follow and like us:

Comenta con tu Facebook

commentarios