Reino Unido, sep 10 (SF).- La cárcel de mujeres New Hall en Inglaterra fue escenario de abusos sexuales cometidos por Karen White, una persona que se declaró transgénero para ser recluido en una prisión de mujeres.

Según la investigación de BBC Mundo, White cumplía una detención preventiva por cometer tres violaciones como hombre cuando se llamaba Stephen Wood. Bajo ese nombre estuvo preso un año medio por cometer actos obscenos contra un menor.

Karen White tiene 52 años, usa maquillaje y se viste como mujer. No se ha sometido a un cambio de sexo y conserva sus genitales masculinos. Pese a ello, las autoridades carcelarias de Reino Unido decidieron aceptar su traslado a una cárcel de mujeres, luego de que se definiera como transgénero.

Luego de permanecer unos días en esta prisión, White aprovechó su cercanía con las reclusas para abusar sexualmente de ellas. El violador ha aceptado dos de las cuatro acusaciones de violación sexual, que se registraron entre septiembre y noviembre de 2017.

Este caso ha reavivado la discusión sobre dónde encarcelar a mujeres transgénero condenadas por abusos sexuales cuando eran hombres.

En una declaración recogida por BBC Mundo, la gerente ejecutiva de la organización Howard League para la Reforma Penal, Frances Crook, sostuvo que aquellos hombres declarados transgénero con antecedentes de delitos sexuales contra mujeres, no deben ser transferidos a una prisión femenina. “Todavía tiene su pene y sus hormonas masculinas”, agregó.

Hace dos meses durante una audiencia ante el tribunal de Leeds, Karen White, el violador declarado transgénero, aseguró que no había abusado de las reclusas porque las mujeres no le atraían y además porque sufría de una disfunción eréctil.

Please follow and like us:

Comenta con tu Facebook

commentarios