París, ago 6 (SF).- El mundo de la gastronomía ha perdido al número uno en estrellas Michelin, Joël Robouchon, fallecido este lunes en su casa de Ginebra (Suiza) a los 73 años a causa de un cáncer.

El chef francés basó su éxito empresarial y culinario en L’Atelier, un modelo de restaurante inspirado en los bares de tapas de España y los de sushi japoneses, que evitó traer a España porque, como decía, “ya hay muchos restaurantes excepcionales”.

“Aunque soy francés, tengo mi corazón en España”, reconoció hace tres años en el congreso gastronómico Madrid Fusion.

Robouchon, que recorría el mundo en su avión privado y ha estado activo hasta hace pocos meses, también tenía su casa de veraneo en Calpe (Alicante) e intervino como invitado estrella en la final de la quinta edición de ‘Masterchef’.

38 Estrellas por todo el mundo

El más español de los cocineros franceses logró 38 estrellas Michelin repartidas en establecimientos diseminados por todo el mundo, de París a Shangái.

Fue nombrado Chef del Siglo en el 1990 por Gault & Millauy ha dejado platos para la historia como su mítico puré de patatas y su tarta de trufas.

El portavoz del gobierno francés, Benjamin Griveaux, ha tuiteado al poco de conocerse el deceso: “Joël Robuchon, un chef visionario y el que tenía más estrellas del mundo, nos ha dejado hoy. De París a Shangái, su ‘savoir-faire’ convertido en arte hizo brillar la gastronomía francesa y continuará inspirando a las jóvenes generaciones de chefs”.

Rendido a las tapas

Nacido en 1945 en Poitiers, Robouchon cayó rendido ante las tapas, “la única comida que puedes tomar a cualquier hora del día”.

El cocinero más laureado del planeta, fichó como asesor vegetal para su red de restaurantes –más de una veintena– al español Rodrigo de la Calle, conocido por abanderar la llamada “revolución verde” que promueve el consumo de frutas, verduras y hortalizas en el plato.

“Robouchon fue un visionario toda su vida: fue el primero en dar de comer en una barra de un tres estrellas, el primero en llevar a un restaurante de esa categoría un menú vegetal y otro sin lactosa. Fue el primero en reconocer que la cocina francesa se había quedado atrás, en una pomposidad que no evolucionaba. Él la aligeró y la adaptó a su tiempo para seguir estando en la elite internacional. Es un referente como cocinero y empresario, porque nadie ha conseguido mantener 21 restaurantes y 38 estrellas”, ha asegurado De la Calle.

Homenaje en Marbella

El último gran homenaje que recibió Joël Robuchón lo orquestó en Marbella (Málaga) el cocinero Dani García.

El restaurante que lleva su nombre, con dos estrellas Michelin acogió en abril de hace dos años una cena que sumaba 71 estrellas de la guía francesa.

Un total de 19 cocineros españoles destacaron, con versiones de sus platos icónicos, su influencia en la cocina mundial.

Please follow and like us:

Comenta con tu Facebook

commentarios