San Juan, jul 6 (SF).- El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, declaró este viernes la emergencia para la isla debido al paso del huracán Beryl por la región del Caribe y pidió no minimizar el peligro, tras la devastación causada en septiembre pasado por el ciclón María.

En una conferencia de prensa, Rosselló fue claro al pedir a la población que tome todas las medidas necesarias para hacer frente al paso del huracán Beryl, de categoría 1, que prosigue hacia el oeste con dirección a las Antillas Menores.

El gobernador reiteró que las personas con hogares que tengan techo azul -temporales colocados tras el huracán María- deben movilizarse a casa de familiares, amigos o a los refugios que estará habilitando el Gobierno. En total, habrá disponibles más de 400 refugios a los que la población podrá desplazarse.

Además, un plan de circulación entrará en vigor a partir del domingo, el mismo día en que se activará el Centro de Operaciones de Emergencia (COE). El gobernador recomendó a la población que se provea con víveres para al menos 10 días.

Asimismo, reconoció que las lluvias y ráfagas de vientos del huracán pueden provocar apagones debido a la fragilidad de la infraestructura.

Please follow and like us:

Comenta con tu Facebook

commentarios