Agencias, jun 20 (SF).- El partido que disputó el seleccionado de Irán frente a España será inolvidable para muchas de sus ciudadanas porque fue la primera vez en la que ellas ingresaron a un estadio de fútbol para ver a su selección a pesar de la presencia de hombres.

La excepción fue hecha exclusivamente para este partido. A pesar de ello, la incredulidad de algunos miembros de seguridad pudo más y ocasionó algunos inconvenientes en la entrada del estadio.

Incluso un diputado, el reformista Mahmud Sadeghi, hizo eco del problema. “El gobernador [de Teherán] emite la autorización y el cuerpo especial de policía impide la entrada de la gente”.

Los sentimientos encontrados no tardaron en manifestarse a través de las redes sociales.

“Estamos entrando”, tuiteó la documentalista Mina Keshavarz. Otra colgaba una fotografía del interior del estadio y reconocía que había “llorado de forma ridícula”. No era la única.

“Llevo una hora llorando. En este país es difícil estar feliz. Voy a volver al estadio”, había escrito poco antes otra en las redes sociales.

España venció a Irán, pero a pesar de la derrota, este miércoles 20 de junio quedó grabado en la memoria de las iraníes que asistieron a Rusia para ver a su selección.

Irán el ganó 1-0 a Marruecos, y daba la impresión que llegaba con el claro objetivo de contragolpear o amarrar el empate. Este fue el segundo partido de los españoles después de pasar la tormenta tras el despido de su técnico Julen Lopetegui poco antes de su estreno en Rusia.

Please follow and like us:

Comenta con tu Facebook

commentarios