Cortesía: AP

Agencias, jun 13 (SF).- Aquiles, el gato del Hermitage convertido en uno de los oráculos del Mundial de Rusia 2018, predijo este miércoles la victoria de la selección anfitriona en el partido inaugural de este jueves en el estadio Luznikhi frente a Arabia Saudita.

Ante una nube de fotógrafos congregados en el centro de prensa habilitado en el centro de la antigua capital zarista, el gato blanco se tomó su tiempo para elegir uno de los platos con comida que le habían preparado.

Uno a la derecha con la bandera tricolor de Rusia al lado, y otro flanqueado por la bandera verde que representa al ultraconservador reino de la península Arábiga.

Aquiles se mostró falto de apetito y más pendiente de evitar las decenas de cámaras que tenía enfrente. Luego de jugar un rato sobre el balón símbolo de esta Copa del Mundo, imitó al mítico pulpo Paul y entre risas de los asistentes decidió comer del tazón escoltado por la bandera de Rusia.

De inmediato, y entre aplausos, la conductora de la ceremonia le impuso la camiseta roja de Rusia y se lo entregó de vuelta a su dueña, que lo entregó con ilusión ante miles de flashes.

Please follow and like us:

Comenta con tu Facebook

commentarios