Singagur, jun 12 (SF).- Los líderes de Estados Unidos y Corea del Norte, Donald Trump y Kim Jong-un, hicieron historia en el hotel Capella de la isla de Sentosa en Singapur, lugar en el que se reunieron durante más de tres horas en una cumbre en la que dieron muestras de optimismo y acordaron trabajar hacia la completa desnuclearización de la península coreana, mientras que Washington se comprometió a garantizar la seguridad de su viejo enemigo.

El comunicado conjunto firmado por ambas partes al final de su histórica cumbre en Singapur dio pocos detalles sobre cómo se lograría la desnuclearización, pero Trump hizo algunos comentarios en una conferencia de prensa.

“Creo que esto es el preludio para una maravillosa paz”, afirmó Kim Jong-un durante la reunión. “La reunión ha sido realmente fantástica. Ha habido muchos avances”, agregó Donald Trump.

La cumbre en Singapur es la primera entre mandatarios de ambos países tras casi 70 años de confrontación a raíz de la Guerra de Corea (1950-1953), y 25 de negociaciones fallidas y tensiones a cuenta del programa atómico norcoreano.

Tras su primer encuentro, Trump se ha mostrado satisfecho con el resultado de la conversación y ambos han firmado un documento conjunto, que -han asegurado- traerá “enorme cambio” al mundo

Además, Trump dijo que planea invitar a la Casa Blanca al líder norcoreano y que ambos se reunirán “muchas veces” durante un proceso de negociación sobre la desnuclearización de Corea del Norte.

Please follow and like us:

Comenta con tu Facebook

commentarios