París, jun 8 (SF).- Los diputados franceses votaron en la Asamblea Nacional a favor de una medida impulsada por el gobierno de Emmanuel Macron que prohíbe el uso de celulares en las aulas, los patios y las actividades extraescolares de las escuelas primarias y medias, con la excepción de que tengan un destino “pedagógico”. Se aplicará desde el próximo año lectivo.

La prohibición se aplica en establecimientos con alumnos hasta los 15 años, y no incluye el liceo o instituto secundario. Deja un margen a cada escuela para regular la aplicación de la norma: dónde guardar los teléfonos (en un casillero o en la cartera) o cómo castigar a quienes desobedezcan. Y permite excepciones para el uso pedagógico de los aparatos.

Se trata de una “señal para la sociedad” que el gobierno francés quiere dar, justificaron los parlamentarios del partido mayoritario, En Marcha, a los que se sumaron los centristas MoDem y Udi, que votaron a favor de la medida creada por el ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer.

La ley, pendiente del voto del Senado, consiste en modificar el artículo 515 del Código de la Educación, adoptado en 2010. El texto original decía: “En las escuelas maternales, las escuelas elementales y los colegios, la utilización durante la actividad de enseñanza y en los lugares previstos por el reglamento interior, por parte un alumno, de un teléfono móvil está prohibida”.

El nuevo texto corrige: “Excepto en los lugares donde, en las condiciones que se precisen, el reglamento interior lo autorice expresamente, el uso de un teléfono móvil por parte de un alumno está prohibido en las escuelas maternales, las escuelas elementales y los colegios”.

La norma fue una promesa de campaña de Macron y prevé una “prohibición efectiva”, sin entrar detalles sobre cómo se realizará en control de la presencia de telefonía móvil. Por ese motivo, la oposición denunció que se trata de una ley “inútil” y de una “operación de publicidad”.

También definió la normativa como “superflua”, a lo que Blanquer respondió que en las escuelas hay necesidad de “una base jurídica mucho más sólida” para operar en una situación en la cual el 93% de la población por debajo de los 17 años tiene celular.

La prohibición de los celulares en las escuelas francesas se remonta a 2010, cuando el código los prohibió en “todas las clases”. Pero la nueva ley prevé expresamente el derecho para el personal docente de “confiscar” los teléfonos. El opositor Républicains había replicado que ya los profesores se apoderan de los teléfonos celulares, pero el espíritu de la ley es precisamente proporcionar a los docentes y maestros una base legal para actuar.

Please follow and like us:

Comenta con tu Facebook

commentarios