Agencias, mar 12 (SF).- Gabriel Cruz, el niño cuya desaparición mantuvo en vilo a España durante casi dos semanas, murió de asfixia por estrangulamiento el mismo día en el que se le perdió el rastro, según la autopsia a la que tuvo acceso el diario “El Mundo”.

La Guardia Civil encontró ayer el cuerpo de Gabriel en el maletero del coche que conducía Ana Julia Quezada, la pareja de su padre, quien fue detenida.

La Guardia Civil inspecciona hoy la finca de la localidad nijareña de Rodalquilar en la que se encuentra el pozo en el que supuestamente ocultó Ana Julia Quezada el cadáver del niño de 8 años Gabriel Cruz, hijo de su pareja, cuyo cuerpo sin vida apareció en su vehículo ayer.

Desde primera hora de la mañana miembros de la Policía Científica se encuentran sobre el terreno y el entorno ha sido acordonado para evitar el paso de los numerosos medios que se encuentran en la zona próxima a la finca, propiedad de la familia del menor fallecido.

Poco después de las 12:30 horas han llegado al lugar unos cinco vehículos policiales, aunque se desconoce si Ana Julia, se encuentra en uno de ellos o será conducida más adelante al registro, debido a que todas las fuentes consultadas remiten al secreto decretado por el juzgado sobre las actuaciones practicadas.

Los agentes de la Policía Científica y la Policía Judicial trabajan junto a los investigadores en la finca, con el apoyo además de los canes del Servicio Cinológico de la Guardia Civil.

Please follow and like us:

Comenta con tu Facebook

commentarios