Agencias, feb 22 (SF).- El director ejecutivo adjunto de Unicef, Justin Forsyth, dimitió hoy entre acusaciones de conducta inapropiada mostrada hacia trabajadoras de la ONG Save The Children, donde fue consejero delegado.

Según informó la cadena BBC, lo denunciaron por enviarles mensajes de texto inapropiados, comentar la ropa que llevaban o lo que sentía por ellas. El medio británico calificó “bombardeo” la cantidad de mensajes a las trabajadoras y reveló que si no respondían, él las convocaba a una “charla privada”.

El directivo, que fue investigado por organización en cada ocasión y creía el asunto “cerrado”, aseguró que se había “disculpado sin reservas” con las empleadas y admitió que había cometido “algunos errores personales” en esa época.

“Le agradecemos al Sr. Forsyth su trabajo en los dos últimos años por defender a los niños más vulnerables y ayudar a que Unicef avanzará en su misión para salvar las vidas de los niños”, dijo en un comunicado la directora ejecutiva de la organización, Henrietta Fore, quien aceptó su renuncia.

Justin Forsyth se convirtió en director ejecutivo adjunto de Unicef en 2016 después de dejar su puesto como director ejecutivo de Save the Children, donde enfrentó denuncias de tres trabajadoras.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, anunció este mes una política de tolerancia cero sobre acoso sexual en la organización mundial.

Please follow and like us:

Comenta con tu Facebook

commentarios