Barcelona, nov 24 (SF).- El argentino Lionel Messi, delantero del Barcelona, recibió este viernes, por cuarta vez en su carrera, la Bota de Oro como máximo goleador de las Ligas Europeas, y no se pronunció, durante su parlamento, sobre cómo se encuentra su renovación por el conjunto azulgrana.

El presentador de la gala ya había avisado, al inicio del acto, que hoy no era el día para hablar del futuro del astro argentino, un asunto que cada día que pasa parece menos resuelto.

El Barcelona anunció, en julio pasado, la renovación hasta 2021 del actual contrato de Messi, que finaliza esta temporada, y el aumento de su cláusula de rescisión hasta los 300 millones de euros.

Sin embargo, a día de hoy, sigue sin celebrarse el acto protocolario de la firma, con el que el club pretendía escenificar esa gran noticia para el barcelonismo.

El delantero argentino del Barcelona aseguró que ha crecido como futbolista y que cada vez disfruta más como jugador.

Acompañado de su mujer, Antonella Roccuzo, y de su hijo Thiago, y arropado por sus compañeros Luis Suárez, Andrés Iniesta y Sergio Busquets, y por el presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, salió Messi a recoger su premio.

Lo hizo sobre un escenario instalado en la sala principal de la Antigua Fábrica Estrella Damm de la capital catalana, el lugar donde ha recogido siempre las Botas de Oro que ha ganado.

 

La primera de ellas, el delantero del Barcelona la conquistó en la temporada 2009-10, la segunda en la 2011-12, donde logró el récord de goles en una Liga europea en una sola temporada (50) y la tercera en la 2012-13.

La cuarta Bota de Oro la ha conquistado tras anotar 37 tantos el curso pasado, superando a Bas Dost (Sporting de Portugal) y Pierre-Emerick Aubameyang (Borussia Dortmund), ambos con 31, y Robert Lewandoski (Bayern de Múnich)y su compañero en el Barça Luis Suárez, que hicieron 30 goles.

 

Please follow and like us:

Comenta con tu Facebook

commentarios