Sto Domingo-Lima, oct 30 (SF).- Ella se llamaba Keiri Modesto. Tenía 17 años, era madre de un niño de poco más de un año. Antes de salir de su casa, a la que ya nunca regresó, pidió a su madre el acta de nacimiento de su hijo porque tenía la intención de querellarse contra el padre por no pagar su manutención. Su cadáver apareció al día siguiente, el cinco de mayo, en un callejón del barrio 27 de Febrero, de Santo Domingo, con la cabeza destrozada. Le habían dejado caer encima una piedra de 70 libras de peso. No se sabe si el o los responsables han sido detenidos.

Son historias que se repiten en países de la región donde más del 90 por ciento de los feminicidios, cuyas cifras han crecido en los últimos años, permanecen impunes. A esto se suma la falta de estadísticas oficiales: los feminicidios se contabilizan de manera dispar y los procesos judiciales suele ser lentos.

Esfuerzo gubernamental

Tomada de TeleSur

Contra la violencia que sufren las mujeres se manifestaron este domingo las 23 participantes del certamen de belleza Miss Perú 2018.

“Soy Diana Rengifo, de Ucayali, y más de 300 mujeres en mi departamento son agredidas física y psicológicamente”, dijo una de las candidatas en una dinámica que repitirían luego todas las demás participantes.

Cristian Rivero, conductor del Miss Perú 2018, explicó al finalizar la presentación de cada una de ellas que el certamen estaría dedicado este año, en cada una de sus secuencias, a enviar un mensaje en contra de la violencia que azota al país.

“No queremos un país con más violencia. No solo se trata de estas 23 mujeres. Se trata de todas las mujeres que tienen derecho y merecen respeto. No más violencia. Este es el mensaje de este Miss Perú”, dijo el animador.

1 de cada 3 mujeres en el mundo ha sufrido violencia física o sexual en algún momento d su vida.Ayúdanos a construir un futuro sin violencia pic.twitter.com/NtDs6o8S9J

Please follow and like us:

Comenta con tu Facebook

commentarios