Macron, cot 15 (SF).- El presidente de Francia, Emmanuel Macron, informó este domingo que expulsará del país a todo extranjero en situación irregular que cometa un delito, al tiempo que anunció una mejora de los procedimientos de expulsión y acuerdos con los países de origen.

En su primera entrevista televisiva cinco meses después de llegar al Elíseo, Macon aseguró que de forma inmediata no cambiarán la ley, pero que “adoptarán medidas más duras” contra los inmigrantes en situación irregular.

“Tomaremos medidas más duras (…) Todos aquellos que, siendo extranjeros en situación irregular, cometan cualquier acto delictivo serán expulsados”, anunció, dos semanas después de que un tunecino matara a puñaladas a dos mujeres en la ciudad meridional de Marsella antes de ser abatido por la policía.

Aquel hombre, Ahmed Hanachi, de 29 años, había sido detenido por hurto apenas dos días antes de los asesinatos perpetrados el 1 de octubre, pero la policía lo había liberado 24 horas después de su arresto.

“Se ha instalado una especie de práctica en la que quienes están en situación ilegal en nuestro territorio pueden ser controlados varias veces, porque nos hemos acostumbrado a la incapacidad de llevarlos hasta la frontera, ya no tomamos todas las medidas que deben tomarse. Pues eso va a cambiar”, prometió Macron.

Macron reconoció que Francia no tiene firmados acuerdos con los países de origen de los indocumentados, lo que resta eficacia a su política de expulsión.

También anunció una reforma legislativa a partir del año próximo sobre la inmigración y el asilo.

Please follow and like us:

Comenta con tu Facebook

commentarios