Santo Domingo, sept 14 (SF).- Sin imaginar lo que pasaría solo horas después, me encontré haciendo calistenia, me movía de maneras que no lograba entender del todo pero lo hacía, abría mis labios y emitía esos sonidos sugeridos, me sentía en una caja experimental, imitando todo lo mejor posible, con la intención de que esa repetición grabara todo en mi cerebro.

Las escalas musicales comenzaron a salir con la famosa respiración diafragmática (no es tan grave como suena), me hablan de voz de pecho y voz de cabeza y hay cosas que comienzan a cobrar sentidos de mis interminables conciertos en la ducha. Sigo aprendiendo.

En una especie de salto, me encuentro en plenos movimientos que me indican que también importa lo que haga con él para transmitir un mensaje, palabra tras palabra, ayudada por la fuerza de la intensión, del movimiento. Siento estallar de emoción.

Un último aparte tomo un respiro y vuelvo a valorar el trabajo en equipo en cualquier proyecto y me maravillo de lo que juntos podemos lograr. Fueron dos días de aprendizajes sobre actuación y técnica vocal en los que vimos la punta del iceberg, todo lo que somos capaces de hacer conociendo nuestro potencial y teniendo herramientas para desarrollarlo, comenzando por saber el por qué no me salían esos graves… es que ¡soy soprano!

El VoxTraining “Interpretación y Técnica Vocal para Voice Over (VO)” fue impartido por World Voices Studio y contó con las instrucciones de Isa Junca de Colombia, directora de A voz compartió su método de interpretación enfocado especialmente para talentos de voz; y Lucymar Meléndez y José Andrés Briceño, de la Academia Musical Roraima, quienes lograron explicar cómo con la guía adecuada y el método apropiado posibilitan identificar habilidades artísticas no exploradas.

Please follow and like us:

Comenta con tu Facebook

commentarios