Egipto, sep 11 (SF).- Una misión arqueológica egipcia ha descubierto en Lúxor la valiosa tumba de un orfebre del Antiguo Egipto, Amenemhat, dedicada al dios Amón, junto a las momias de una mujer y sus dos hijos. Los hallazgos se remontan al Nuevo Reino (entre los siglos XVI y XI antes de Cristo) y fueron encontrados en la necrópolis de Draa Abula Naga, en Egipto.

La tumba recién descubierta incluye una entrada que lleva a una cámara cuadrada se encuentra un nicho al final. Dentro de ella, hay una estatua de arenisca parcialmente dañada. La estatua muestra a Amenemhat sentado en una silla, junto a su esposa que lleva un vestido largo y una peluca. Entre sus piernas se encuentran, en una escala menor, una pequeña figura de uno de sus hijos.

Mostafa Waziri, jefe de excavación, señaló que la tumba tiene dos pozos de entierro. La primera se encuentra a la derecha de la cámara y probablemente fue cavada para enterrar a la momia del orfebre y a su esposa. Es de siete metros de profundidad y alberga una colección de momias, sarcófagos y máscaras funerarias talladas en madera junto con una colección de estatuillas del dueño de la tumba y su esposa.

El segundo pozo fue descubierto a la izquierda, donde se descubrió una colección de sarcófagos de las dinastías 21 y 22, pero lamentablemente fue objeto de deterioro durante el período tardío del Antiguo Egipto.

En el patio, la misión se topó con un grupo de enterramientos que probablemente datan del Reino Medio. En uno de ellos, la misión desenterró las momias de una mujer y sus dos hijos. Incluye dos ataúdes de madera y una colección de restos de cabezas de madera. Las momias de los niños fueron encontradas dentro de uno de los ataúdes mientras el segundo tiene la momia de la madre.

El arqueólogo Mohamed Baabash dijo que durante las excavaciones, la misión se topó con varios objetos funerarios, de los que algunos pertenecen al dueño de la tumba. Entre los artefactos descubiertos se encuentran restos de piedra caliza de una mesa de oferta; cuatro sarcófagos de madera parcialmente dañados y decorados con textos jeroglíficos y escenas de diferentes deidades egipcias antiguas, y una estatua doble de arenisca de un comerciante en el templo del rey Tutmosis III llamado Mah. También se descubrieron 150 pequeñas estatuas funerarias hechas en madera y barro.

 

Please follow and like us:

Comenta con tu Facebook

commentarios