Agencias, sep 10 (SF).- El huracán más poderoso formado en el Atlántico se alejaba este sábado de Cuba tras dejar severos daños en la mayoría de las provincias del país y mientras afectaba aún buena parte de la zona central y causaba inundaciones en La Habana y Matanzas.

El huracán arrancó tejados de hogares e inundó centenares de kilómetros de la línea costera en el norte de Cuba, mientras duró su paso por la isla. Las autoridades de la ciudad de Santa Clara afirman que solo en esta localidad 39 edificios vinieron abajo.

En Caibarien, pequeña ciudad costera a unos 320 kilómetros al este de la capital cubana, los vientos de Irma derribaron líneas elécticas.

Según datos oficiales, en Cuba el huracán no dejó víctimas mortales.

Las autoridades intentan restablecer el suministro de energía, limpian las calles y advierten a la población de la capital que traten de permanecer en sus hogares porque las inundaciones continuarán hasta el lunes.

Please follow and like us:

Comenta con tu Facebook

commentarios