México, sep 9 (SF).- El presidente de México, Enrique Peña Nieto, decretó este viernes tres días de luto nacional por las decenas de víctimas que ha dejado el terremoto de magnitud 8,2 que sacudió en la madrugada al país norteamericano.

 

El mandatario partió de Ciudad de México para recorrer durante la jornada las zonas más afectadas en el estado de Oaxaca: Ixtepec y Juchitán. En esta última se registraron 36 fallecidos del total de 60 que se han contabilizado al cierre de esta nota.

Tras visitar estos lugares, el presidente mexicano ordenó que todas las banderas del país deberán ondear a media asta. Peña Nieto estuvo acompañado del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y el coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente.

Cortesía: AFP

Asimismo, el mandatario se comprometió a que la ayuda llegará de inmediato a las comunidades, mientras recorría los escombros de una parte lateral de la presidencia municipal derrumbada en Juchitán.

Informó que hasta ahora al menos dos unidades médicas del Gobierno Federal arribaron al municipio y se esperan más. También aseguró la llegada de agua potable.

Peña Nieto agradeció a través de Twitter las muestras de “solidaridad y apoyo” que ha recibido de “naciones amigas” tras el terremoto. En el Perú, el presidente Pedro Pablo Kuczynski ofreció la ayuda correspondiente: “Una sola fuerza y coraje para enfrentar estos momentos”, señaló.

El jefe de Estado mexicano destacó que Protección Civil, la Secretaría de la Defensa, la Marina, la Policía Federal y todas las dependencias del Gobierno realizan acciones de atención a la población.

Please follow and like us:

Comenta con tu Facebook

commentarios