Agencias, sep 6 (SF).- Las pruebas biológicas han demostrado que Pilar Abel no es hija biológica de Salvador Dalí, después de que el pasado 26 de junio el juez ordenara la exhumación del cadáver del pintor para recoger muestras de ADN, informó la Fundación Gala-Salvador Dalí en un comunicado.

Pilar Abel interpuso una demanda de paternidad en la que argumentaba que ella era fruto de la relación de su madre con Salvador Dalí en el verano de 1955.

El pasado 20 de julio, los restos de Salvador Dali fueron exhumados de la cripta situada dentro del Teatro-Museo de Figueres (noreste de España), donde estaba enterrado.

Tras cotejarlos con las muestras de saliva de Abel, los expertos han concluido que “los resultados obtenidos permiten excluir a Salvador Dalí como padre biológico de Pilar Abel Martínez”, según el dictamen del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, que el Juzgado de Primera Instancia número 11 de Madrid ha hecho llegar a los letrados de la Fundación Gala-Salvador Dalí.

Dicha Fundación señaló que la conclusión de los forenses “no es ninguna sorpresa” porque “nunca ha habido ningún indicio de veracidad de una pretendida paternidad”.

En su opinión, el resultado de las pruebas de ADN confirma que la decisión judicial que permitió la exhumación de los restos de Dalí fue “inusual, injustificada, inadecuada y desproporcionada”.

Pilar, que pedía que se reconozca a Dalí como su progenitor y se inscriba la sentencia en el Registro Civil, aseguraba ser fruto de un idilio en la juventud de su madre, Antonia, con el artista en Port Lligart, con quien “mantuvo una relación de amistad que se convirtió en un amor en la clandestinidad y dio lugar a su nacimiento”.

Comenta con tu Facebook

commentarios