Houston, ago 29 (SF).- El alcalde de Houston, la cuarta ciudad más poblada de Estados Unidos que se encuentra anegada por las torrenciales lluvias dejadas por Harvey, impuso el martes un toque de queda entre las 10:00 p.m. y las 05:00 a.m.

Sylvester Turner explicó en Twitter que la medida tiene por objetivo “impedir robar en las viviendas evacuadas en los límites de la ciudad”.

“Hay miles de personas fuera de sus casas, en refugios, esperando a que baje el agua”, dijo el alcalde.

“Debido a la situación actual y al hecho de que mucha gente ha dejado sus casas y no hay electricidad, y de que sigue siendo peligroso estar en la calle por la noche, he decidido imponer un toque de queda esta misma noche”, argumentó.

 

Portando en la cabeza una gorra con las siglas “USA” (EE.UU.) y ondulando la bandera de Texas, el presidente Donald Trump intentó imprimir un tono de unidad al visitar este martes con su esposa Melania la ciudad de Corpus Christi, elogiando la labor de funcionarios locales y federales en respuesta al primer desastre natural de su presidencia.

“Queremos que en cinco o diez años nos digan que reaccionamos como se debía hacer”, dijo el mandatario, señalando que la elevación de las aguas ha tomado una dimensión “épica”.

Los meteorólogos pronostican que la tormenta tropical Harvey toca tierra de nuevo el miércoles, y luego avanzará lentamente por Luisiana y llevará sus lluvias hacia el norte. Arkansas, Tennessee, partes de Missouri y el sur de Illinois están en alerta para inundaciones generadas por Harvey en un par de días.

Harvey se desplaza hacia el este y se espera que toque tierra nuevamente en la noche de este martes o en la madrugada del miércoles.

Nueva Orleans, que este martes recuerda el 12º aniversario del devastador huracán Katrina que dejó 1.800 muertos, se preparaba para lluvias fuertes e inundaciones repentinas en los próximos dos días.

Please follow and like us:

Comenta con tu Facebook

commentarios