Houston, ago 27 (SF).- La tormenta tropical Harvey dejó al menos cinco muertos en la ciudad estadounidense de Houston, donde viven 6.5 millones de personas, y provocó “catastróficas inundaciones” que obligaron a los vecinos a subirse a los tejados de sus casas para salvar la vida.

Aunque el Servicio Meteorológico Nacional habla de cinco fallecidos, la Oficina del Sheriff del condado de Harris, a la que pertenece Houston, solo pudo confirmar la muerte de una anciana que falleció durante la noche mientras conducía por las calles inundadas en el lado oeste de Houston.

La primera víctima del huracán fue un vecino de la pequeña ciudad de Rockport, donde el huracán Harvey tocó tierra el viernes con unos vientos de hasta 215 kilómetros por hora.

En una rueda de prensa, el alcalde de Houston, Sylvester Turner, pidió a los vecinos que no colapsen el número de emergencias 911 y les aconsejó que, si el agua inunda sus hogares, suban directamente a los tejados de sus casas, en vez de refugiarse áticos, donde pueden quedar atrapados.

 

Según informó el Servicio Meteorológico Nacional, el agua podría llegar a alcanzar la cifra récord de 50 pulgadas de altura (1.27 metros) en algunas partes de Texas, mientras que en Houston es posible que las 30 pulgadas de alto (76 centímetros) que ya se están registrando lleguen hasta 40 (101.6 centímetros).

Frente a esta situación, el gobernador de Texas (EEUU), Greg Abbott, anunció el despliegue de 3,000 oficiales de la guardia nacional y estatal, una fuerza militar de reserva que suele movilizarse en catástrofes naturales y en situaciones de desorden público.

Comenta con tu Facebook

commentarios