Turquía, ago 25 (SF).- Toby Robyns, un británico de 52 años, se encontraba de vacaciones con su familia en la ciudad de Turgutreis, al suroeste de Turquía, cuando encontró 13 monedas antiguas durante una exploración de buceo.

A concluir las vacaciones, el hombre decidió llevarse las monedas a casa como recuerdo de su viaje a Turquía. Sin embargo, fue detenido por la Policía en el aeropuerto, acusado de llevarse objetos históricos y no declarar el hallazgo ante las autoridades locales, recoge el periódico ‘The Sun’.

“Lo acusan de llevarse objetos turcos, algo de lo que obviamente no tenía conocimiento”, comentó al diario James Stoneham, un amigo de la familia. “Esto fue una diversión inofensiva en unas vacaciones que han disfrutado, y ahora él fue encarcelado”.

Stoneham estima que su amigo, tras ser arrestado en el aeropuerto de Bodrum, fue llevado a una comisaría y luego a un tribunal turco.

Robyns, por su parte, declaró que encontró las monedas “entre las rocas y la arena” durante una exploración de buceo. “Toby siempre bucea. Es su pasatiempo. Definitivamente no es un contrabandista”, insistió un miembro de la familia que pidió no ser nombrado.

Se cree que el hombre podría permanecer detenido en la prisión de Milas, al noreste de Bodrum, durante varias semanas mientras se resuelve su caso.

Comenta con tu Facebook

commentarios