Rio de Janeiro, ago 25 (SF).- Un empresario que mantuvo encerrados por varios años a su esposa y a sus seis hijos, de entre 4 y 19 años, fue arrestado hoy en la ciudad brasileña de Fortaleza (nordeste) acusado de someter a sus familiares a cárcel privada y abandono intelectual, informaron fuentes oficiales.

Las víctimas fueron rescatadas de una residencia en un barrio acomodado de Fortaleza, la capital del estado de Ceará, por agentes de la Policía Civil y del Consejo Tutelar de Fortaleza gracias a una denuncia anónima.

El allanamiento de la residencia fue autorizado por una jueza de menores luego de que la Defensoría Pública advirtiera de que existían indicios de la veracidad de la denuncia de cárcel privada recibida el viernes de la semana pasada.

El hombre detenido, que sería propietario de todo el edificio en que está ubicada su residencia y de una empresa no identificada, fue acusado de mantener a los familiares encerrados en un apartamento de una sola habitación en el que no había ningún mueble, y sin contacto con ninguna otra persona.

La situación al parecer comenzó desde el nacimiento de la hija mayor de la pareja, hace 19 años.

“Esos niños no tenían contacto con familiares, con amigos o con el mundo externo. No estudian. No van a puestos de salud, no van a la escuela”, afirmó la defensora pública Ana Cristina Teixeira Barreto en declaraciones a periodistas.

La funcionaria agregó que los dos menores ni siquiera tienen registro de nacimiento y que, por lo que relató la madre, el último fue dado a luz dentro de la propia residencia tan sólo con la ayuda del padre.

La esposa del empresario y la hija mayor de la pareja fueron conducidos a una comisaría de mujeres, en tanto que los cinco menores, tres mujeres y dos hombres y algunos de los cuales con dificultades para comunicarse, fueron llevados a una institución especializada.

Según la Policía Civil, el empresario, un descendiente de inmigrantes japoneses que vive en Fortaleza hace 19 años, aparentemente sufre problemas psicológicos y dice ser perseguido.

Comenta con tu Facebook

commentarios