Agencias, ago 15 (SF).- La poderosa plataforma minorista online Amazon.com se vio obligada a responder con celeridad a los reclamos de miles de clientes que compraron gafas para ver el eclipse solar total del próximo 21 de agosto, solo para darse cuenta que habían adquirido un producto que no cumplía con la vital función que prometía.

El evento astronómico que tendrá lugar a través de 14 estados del país del norte – englobados dentro de los que se conoce como el “camino de la totalidad” – además de poder ser disfrutado a nivel nacional y en otros países de América de manera parcial, ha generado que muchos comerciantes aprovecharan la oportunidad para hacer negocios, en algunos casos sin escrúpulos.

Expertos de la NASA y científicos de la comunidad astronómica advirtieron que mirar al Sol total o parcialmente cubierto por la Luna el día del eclipse sin ningún tipo de gafas protectoras puede llegar a ocasionar un daño ocular permanente como pérdida de la visión.

“Como una medida de precaución y para proteger los intereses de nuestros consumidores, le hemos solicitado a los vendedores que ofrecían gafas para el eclipse que suministraran la documentación necesaria para verificar que sus productos cumplen con los estándares de seguridad pertinentes” compartió la firma de Jeff Bezos en un comunicado.

La compañía que ha logrado cambiar la forma en la que los norteamericanos y gran parte del mundo realiza sus compras, tomó rápidamente cartas en el asunto, al ver que muchos de las terceras partes involucradas en la venta online de los lentes protectores no estaba en condiciones de presentar los certificados solicitados.

Amazon decidió mantener la oferta online de aquellos que presentaron la documentación e inmediatamente removió de su sitio a los productos no certificados por los organismos correspondientes. Los compradores de las gafas falsificadas recibirán un reembolso completo de la operación.

Amazon vende directamente muchos de sus propios productos online pero en el afán de ganar share de mercado, en los últimos años ha aumentado considerablemente la participación de lo que se conoce como terceros, quienes hoy ofrecen más del 50 por ciento de los productos en venta online dentro de su plataforma a nivel mundial.

Desde el estallido de la fiebre por el eclipse originado hace alrededor de un mes, decenas de millones de gafas han sido vendidas tanto en locales físicos como online con precios que van desde USD 1 hasta cifras insólitas que superan los USD 1.900 por un paquete de 500 unidades de gafas hechas en cartón con lentes plásticos, como las que se incluían años atrás en revistas infantiles.

Comenta con tu Facebook

commentarios