Caracas, ago 8 (SF).- La Asamblea Constituyente aprobó el martes un decreto que le permitirá tomar control de los poderes públicos del país, acuerdo que se da un día después de que la mayoría opositora del Congreso anunciara que no reconocerá las decisiones de los constituyentes, lo que presagia una escalada de los enfrentamientos y la profundización de la crisis política en Venezuela.

La presidenta de la Asamblea Constituyente, la excanciller Delcy Rodríguez, indicó que de acuerdo a lo que establece la constitución los poderes constituidos no impedir las decisiones del nuevo cuerpo, según reseñó la estatal Agencia Venezolana de Noticias.

El decreto fue aprobado durante la tercera sesión de la Constituyente —controlada por el oficialismo— que se realizó en el hemiciclo protocolar del Palacio Legislativo. Éste fue tomado la víspera por Rodríguez con el apoyo de guardias nacionales en una acción que fue condenada por el Congreso como un “asalto”.

Entre retratos de Simón Bolívar y Hugo Chávez, acompañados del ministro de Defensa, general en jefe Vladimir Padrino López, y otros miembros del ejército, los constituyentes condenaron el asalto que se registró el domingo en un fuerte militar del centro del país donde fue hurtado un lote de armas.

La Guardia Nacional impidió el martes a los diputados opositores ingresar al palacio legislativo. “Estamos en un gobierno de facto donde gobiernan las armas y tenemos unas fuerzas armadas que están comprometidas con el golpe de Estado”, dijo el diputado Jorge Millán a The Associated Press al asegurar que pese al bloqueo del acceso. la mayoría opositora acudirá el miércoles de nuevo al Congreso para realizar la sesión ordinaria.

Tras una audiencia de varias horas, el Tribunal Supremo acordó en la madrugada remover y condenar a 15 meses de cárcel al alcalde opositor del municipio capitalino de Chacao, Ramón Muchacho, por desacatar una sentencia que lo obligaba a desbloquear las vías que mantenían cerradas los manifestantes. El máximo tribunal también ordenó la detención de Muchacho, cuyo paradero se desconoce, y tramitar una orden de arresto internacional.

Chacao es un bastión de la oposición y fue epicentro de las protestas antigubernamentales de los últimos cuatro meses.

Con Muchacho son cuatro los alcaldes opositores que han sido destituidos y condenados a prisión en menos de un mes por la Corte Suprema.

Comenta con tu Facebook

commentarios