Madrid, jul 21 (SF).- Los restos de Salvador Dalí fueron exhumados este jueves en Figueres para extraerle “muestras de pelo, uñas, varios dientes y dos huesos largos”, según ha informado Lluís Peñuelas, secretario general de la Fundación Gala-Salvador Dalí.

La fundación confirmó que han solicitado al juzgado de primera instancia de Madrid, que es quien ordenó la exhumación, por la demanda de paternidad de Pilar Abel, que los restos retornen a Figueras y puedan ser devueltos a la tumba de Dalí.

El operativo duró entre las ocho de la tarde del pasado jueves y las 00.40 de esta madrugada. Los tres forenses que realizaron los trabajos en el museo no encontraron dificultades ni contratiempos, según ha explicado la fundación.

Su cuerpo se mantenía embalsamado en buen estado, así como el ataúd. “El bigote preservaba su clásica postura de las diez y diez. Comprobarlo fue un momento muy emocionante”, reconoció Peñuelas.

El operativo fue supervisado por un representante del Departamento de Cultura de la Generalitat, por una abogada del Estado establecida en Girona, por los miembros de la Fundación, por la alcaldesa de Figueras y por el abogado de Pilar Abel, la demandante y presunta hija de Dalí. También fue solicitada la presencia de Narcís Bardalet, el doctor forense que le embalsamó en 1989. Para evitar que se filtraran imágenes del cuerpo de Dalí, la juez ordenó que se confiscaran teléfonos móviles y cualquier otro aparato que pudiera registrar el acontecimiento.

El ataúd de Dalí fue abierto a las diez y veinte minutos y volvió a ser sellado a las once y cuarenta

Albert Segura, representante legal de la fundación Gala-Dalí, confirmó que estudian reclamar compensaciones: “La exhumación supone un coste por la operación pero también posiblemente por la pérdida de venta de entradas. La fundación estudiará acciones para ser compensada y en su momento solicitar un error judicial para reclamar responsabilidades patrimoniales”.

Está previsto que los resultados del test de ADN, para certificar si Abel es hija o no de Dalí, se anuncien a principios de septiembre, pocas semanas antes de dar inicio al juicio que Abel mantiene contra la Fundación y contra el Estado para reclamar la paternidad de Dalí. Segura advirtió que, en caso de ser la hija del artista, le correspondería el 25% del patrimonio del padre en el momento de la muerte. El perjudicado sería el Estado, según Segura, al ser el heredero universal designado por Dalí.

Comenta con tu Facebook

commentarios