Santo Domingo, jul 11 (SF).- Abandonan la cárcel de Najayo los seis imputados por el caso de Odebrecht a los que se les varió la medida de coerción.

[quote_box_center]A su salida el ex ministro de Industria y Comercio, Temistócles Montás, dijo que el ministerio público debería retirar los cargos y pedirles perdón a los acusados.[/quote_box_center]

Según lo dispuesto por los magistrados, Radhamés  Segura, Temístocles Montás, Porfirio Andrés Bautista y Ruddy González, las medidas establecidas consistentes en la presentación de una fianza ascendente a 15 millones de pesos como garantía económica; impedimento de salida del país y la presentación periódica el primer lunes de cada mes por espacio de nueve meses.

[quote_box_center]Contra César Sánchez Torres, una fianza ascendente a RD$10 millones como garantía económica, impedimento de salida y la presentación periódica el primer lunes de cada mes ante el Pepca por nueve meses.[/quote_box_center]

Máximo Leónidas De Oleo, una fianza de RD$5 millones como garantía económica, impedimento de salida y la misma presentación periódica que los demás imputados y por igual tiempo.

A Conrado Pittaluga se le varió la medida de prisión preventiva por arresto domiciliario durante 9 meses.

[quote_box_center]En tanto, que a los imputados Alfredo Pacheco, Víctor Díaz Rúa y Ángel Rondón les fueron rechazadas las solicitudes de variaciones de las medidas de coerción, por lo cual el primero permanece con impedimento de salida del país y los dos últimos seguirán presos en Najayo-Hombres.[/quote_box_center]

En la audiencia el Ministerio Público se opuso a la solicitud de variación de las medidas de coerción e insistió en el peligro de fuga de los imputados, lo que fue refutado por los abogados.

[quote_box_center]Por tercer día consecutivo llevaron los jueces de la Segunda Sala Penal de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) donde varios de los implicados tomaron la palabra para defenderse personalmente.[/quote_box_center]

Asimismo, el Ministerio Público declaró que no podía acogerse a la solicitud por enfermedad argumentada por la defensa del imputado César Sánchez porque crearía un peligroso precedente.

 

Comenta con tu Facebook

commentarios