Viena, jun 20 (SF).- El canciller cubano Bruno Rodríguez rechazó este lunes la nueva política del mandatario estadounidense Donald Trump hacia la isla y advirtió que su país no negociará bajo presión.

[pull_quote_center]“Cuba no realizará concesiones inherentes a su soberanía… como no lo ha hecho jamás a lo largo de su revolución”, dijo el funcionario durante una conferencia en Viena que fue transmitida en vivo por la televisión cubana.[/pull_quote_center]

“Jamás negociaremos bajo presión o amenaza”, agregó Rodríguez al referirse a los anuncios de Trump sobre las restricciones a los viajes de norteamericanos y el comercio con la isla que habían sido flexibilizados por su predecesor Barack Obama.

[quote_box_center]Además aseguró que el gobierno no entregará a un grupo ciudadanos estadounidenses asilados en la isla desde hace décadas y que Washington reclamó en varias ocasiones, al tiempo que los consideró luchadores sociales.[/quote_box_center]

Entre ellos se encuentra Joanne Chesimard, conocida como Assata Shakur y miembro del Partido de los Panteras Negras, acusada de la muerte de un policía en los años 70 y que luego de escapar se refugió en Cuba.

“Estas personas no serán retornadas a los Estados Unidos que carece de base legal, política y moral para reclamarlas. Nuestro pueblo ha pasado ya por todo, ha corrido todos los riesgos. ¿Con qué podrían amenazarnos hoy que no hayan hecho ya antes y fracasado?”, espetó el canciller.

[quote_box_center]Rodeado de exiliados cubanoamericanos de línea dura, algunos de los cuales tienen antecedentes por acciones violentas contra Cuba o salieron del país tras el triunfo de la revolución en 1959 por estar vinculados con la represión de la dictadura de Fulgencio Batista, el presidente Trump dio a conocer el viernes un paquete de medidas que retrocede en el deshielo iniciado por su predecesor.[/quote_box_center]

Durante su discurso en Miami, Trump explicó que restringirá los viajes de estadounidenses a Cuba y limitará cualquier intercambio comercial de estos o empresas de su país con firmas bajo la administración de las fuerzas armadas.

[quote_box_center]Los nuevos lineamientos de Trump no tocaron aspectos cruciales de los cambios dispuestos por Obama desde 2014 como el funcionamiento de las embajadas en Washington y La Habana y la continuidad de los servicios de cruceros y aerolíneas estadounidenses a Cuba.[/quote_box_center]

El deshielo iniciado por Raúl Castro y Obama se basó en directivas ejecutivas del mandatario norteamericano y no logró eliminar el embargo estadounidense impuesto sobre Cuba para presionar un cambio de modelo en la isla y que depende de leyes del Congreso.

Comenta con tu Facebook

commentarios