Riga, may 13 (SF).- Un letón se ha convertido en el primer hombre en saltar en paracaídas desde un drone, abriendo así nuevas perspectivas para los amantes de los deportes extremos y también para los socorristas.

El salto tuvo lugar esta semana en una zona desértica del centro de Letonia.

[quote_box_center]El drone diseñado por la compañía Aerones tiene una superficie de 3,2 metros cuadrados, pesa 70 kilos y se mueve gracias a 16 rotores capaces de levantar una carga de 200 kilos.[/quote_box_center]

El drone recogió a Ingus Augstkalns en lo alto de una torre y lo subió hasta 330 metros de altitud, desde donde el paracaidista saltó al vacío.

Aerones había efectuado previamente una prueba con una carga de 90 kilos.

[pull_quote_center]»Ha sido muy divertido», comentó Augstkalns justo después de su salto, si bien recordó que la experiencia entrañaba cierto peligro al ser la primera de este tipo. «Los cinco primeros metros de la subida fueron probablemente el momento más tenso», contó.[/pull_quote_center]

El director de Aerones, Janis Putrams, que se encargó de pilotear el drone, celebró el éxito de la prueba. «Ya no se necesita un helicóptero» para hacer paracaidismo, se entusiasmó.

[pull_quote_center]»Hoy hemos hecho el primer salto desde un drone, un tipo de salto totalmente nuevo. Ahora se podrá saltar desde cualquier sitio, en las ciudades, en el desierto, en la montaña», declaró.[/pull_quote_center]

[quote_box_center]La empresa espera aprovechar las capacidades del drone en operaciones de rescate, por ejemplo, para salvar a gente atrapada en el tejado de un edificio en llamas o en otros lugares de difícil acceso. Para ello quizás tendrá que ampliar la duración de sus baterías, que, por el momento, permiten vuelos de 10 minutos.[/quote_box_center]

Putrams y sus ingenieros tuvieron la idea de crear un drone como este hace dos años. Su fabricación costó 35.000 euros.

Comenta con tu Facebook

commentarios