Moscú, may 11 (SF).- Un bloguero ruso fue condenado el jueves por jugar Pokémon Go en una iglesia, acusado de incitar al odio religioso, y recibió una condena en suspenso.

[quote_box_center]El año pasado, Ruslan Skolovsky subió un video a su blog donde se le veía jugando el juego para celulares en una iglesia erigida en el lugar donde se cree que fueron asesinados el último zar de Rusia y su familia, en la ciudad de Ekaterimburgo. El hombre estaba detenido desde octubre.[/quote_box_center]

La jueza Yekaterina Shoponyak declaró a Sokolovsky culpable de incitar al odio religioso y le impuso una pena en suspenso de tres años y medio de prisión. Es el mismo delito que envió a prisión durante dos años a dos mujeres del colectivo punk Pussy Riot en 2012.

En declaraciones transmitidas por la televisión, la jueza afirmó que el comportamiento del acusado y sus videos contra la religión demostraban su «falta de respeto por la sociedad». Agregó que Sokolovsky «pretendía ofender los sentimientos religiosos».

[quote_box_center]La jueza recalcó que el bloguero de 22 años estaba siendo juzgado no solo por jugar el juego de celular en la iglesia, sino también por publicar varios videos que ofendieron a los creyentes. Entre ellos, enumeró «la burla de la inmaculada concepción», «la negación de la existencia de Jesús y el profeta Mahoma» y «dar una descripción ofensiva del patriarca Cirilo», el líder máximo de la Iglesia ortodoxa rusa.[/quote_box_center]

En declaraciones a los periodistas después del veredicto, Sokolovsky agradeció a los medios de comunicación por despertar la alarma sobre el juicio, que ha sido descrito ampliamente como una cacería de brujas: «Probablemente habría sido enviado a prisión si no hubiera sido por el apoyo de los periodistas».

Comenta con tu Facebook

commentarios