Santo Domingo, may 9 (SF).- Al menos 22 estudiantes de la escuela Pedro Batista de la comunidad de Andrés, en Boca Chica, resultaron intoxicados al inhalar un químico que se habría expandido de una fábrica que hay en las proximidades del centro educativo.

Los estudiantes fueron atendidos en el subcentro de salud de esta localidad.

Los niños afectados recibieron el alta médica, incluso dos que se encontraban en una situación delicada. El subcentro de salud, del Ministerio de Salud Pública, les suministró suero y fueron conectados a inhaladores artificiales.

Según las autoridades de Salud Pública, la fabrica que produce el químicos y que se encuentra en los alrededores del plantel escolar será cerrada y su propietario sometido a la justicia, luego de que padres y amigos de la escuela se querellen en su contra y también las autoridades del centro de enseñanza.

 

Comenta con tu Facebook

commentarios