Londres, abr 23 (SF).- Un refrigerador comunal fue instalado en el sur de Londres donde la gente puede dejar alimentos que no les hacen falta para que otros los puedan tomar gratis, de acuerdo a lo que necesiten.

El programa permite a restaurantes, tiendas y miembros del público donar comida.

Es un proyecto que espera reducir el desperdicio de comida.

Según cifras de la ONU, un tercio de la comida producida en el mundo se echa a perder.

Comenta con tu Facebook

commentarios