Agencias, abr 17 (SF).- Una adolescente australiana de 17 años murió hoy luego de ser atacada ferozmente por un tiburón mientras surfeaba junto a su padre. El hecho ocurrió en la bahía de Esperance, en Australia Occidental, lugar donde se registraron varios hechos similares en los últimos años.

[quote_box_center]La joven -cuyo nombre aún no trascendió- padeció graves heridas producidas por el animal en sus piernas mientras realizaba la actividad acuática junto a su padre en Kelp Beds, un típico lugar de surfistas australianos. Según los primeros reportes, la mujer habría intentado nadar desesperadamente hacia la costa al percibir el peligro que enfrentaba.[/quote_box_center]

Los paramédicos consiguieron socorrerla del agua y trasladarla a un hospital cercano. Sin embargo, sus extremidades estaban muy dañadas y la sangre que había perdido era mucha. Fue declarada muerta minutos después en el Esperance Hospital.

[quote_box_center]La Policía de Esperance -que participó del rescate- confirmó el hecho y envió sus «condolencias» a la familia de la víctima producida en «circunstancias devastadoras».[/quote_box_center]

El área es de una peligrosidad conocida para los surfistas en Australia. En octubre de 2014 Sean Pollard fue atacado por dos tiburones blancos. En el hecho perdió su brazo izquierdo y mano derecha, aunque sobrevivió. Pero en mayo de 2015, Ben Gerring no tuvo la misma suerte y murió tras las heridas que le produjo otro de estos animales.

Comenta con tu Facebook

commentarios