El Cairo, abr 10 (SF).- El presidente de Egipto, Abdelfatah al Sisi, ordenó este domingo al Ejército la protección de las instalaciones «vitales» en todas las provincias del país, tras los atentados del Estado Islámico (ISIS) contra dos catedrales del norte de Egipto, en los que murieron al menos 43 personas y decretó el Estado de Emergencia en todo el país.

[quote_box_center]Al Sisi pidió «el despliegue inmediato de unidades de protección del ejército para ayudar a la policía a garantizar la seguridad de infraestructuras vitales e importantes en todas las provincias del país», según un comunicado de la presidencia.[/quote_box_center]

En un discurso retransmitido en directo por la televisión estatal, Al Sisi detalló que el estado de excepción se extenderá por un periodo de tres meses.

Al menos 43 personas murieron este domingo y otras 118 resultaron heridas en dos atentados contra dos catedrales egipcias, según el último balance del Ministerio egipcio de Sanidad.

[quote_box_center]Veintisiete personas perdieron la vida y 77 resultaron heridas en un primer ataque contra el templo de San Jorge, en la ciudad de Tanta, a 120 kilómetros al norte de El Cairo.[/quote_box_center]

Una explosión se registró durante la misa del Domingo de Ramos, que marca el comienzo de la Semana Santa para los coptos, minoría cristiana que representa cerca del 10 % de la población egipcia.

[quote_box_center]Un segundo atentado tuvo lugar poco después contra la catedral de San Marcos, en la ciudad costera de Alejandría, donde al menos 16 personas perecieron y 41 resultaron heridas, de acuerdo con el recuento del departamento de Sanidad.[/quote_box_center]

El grupo yihadista Estado Islámico (ISIS) asumió, a través de su agencia de información Amaq, la autoría de los dos atentados, en un breve comunicado difundido en redes sociales y cuya veracidad no ha podido ser comprobada.

La filial egipcia del ISIS también reivindicó la autoría del ataque del pasado 11 de diciembre contra la iglesia de San Pedro, ubicada junto a la catedral de El Cairo, en el cual veintiocho fieles murieron en una explosión provocada por un terrorista suicida.

Comenta con tu Facebook

commentarios