Caracas, abr 6 (SF).- Detractores y partidarios del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se manifiestan este jueves en medio de una creciente tensión política, que esta semana ha dejado decenas de heridos y detenidos en protestas.

[quote_box_center]La oposición comenzaba a reunirse en siete puntos de Caracas para marchar hasta la principal autopista de la ciudad, a la altura del barrio acomodado de Altamira.[/quote_box_center]

Se trata de una protesta contra fallos con los cuales la corte suprema de justicia asumió brevemente, la semana pasada, los poderes del Legislativo, de mayoría opositora, y retiró la inmunidad a los diputados.

Los fallos del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), anulados parcialmente el sábado tras fuerte presión internacional, han impulsado a los adversarios de Maduro a tratar de reconquistar la calle.

[quote_box_center]Como ocurrió durante una protesta opositora el pasado martes, había fuerte presencia militar y policial, 16 estaciones del metro fueron cerradas y en los accesos a la ciudad había puntos de control que retrasaban el tráfico.[/quote_box_center]

Las movilizaciones opositoras, que congregaron a cientos de miles entre septiembre y octubre de 2016, perdieron fuelle cuando la dirigencia aceptó un diálogo con el gobierno chavista, en el que no consiguió sus principales propósitos: un calendario electoral y liberar a opositores encarcelados.

La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) congeló las conversaciones en diciembre y ahora retoma las calles con los mismos objetivos.

[quote_box_center]El martes, una marcha que pretendía acompañar a los asambleístas al palacio legislativo fue dispersada por la policía con bombas de gas y chorros de agua, y dejó, según la oposición, medio centenar de lesionados, uno de ellos de bala, y una docena de arrestos.[/quote_box_center]

El gobierno impide cualquier marcha opositora hacia el centro, donde se concentran los poderes y que considera un bastión. Y para este jueves convocó una movilización al Parlamento para protestar contra el “golpe parlamentario” que -alega- quiere dar la Asamblea Nacional en su cruzada contra el TSJ.

 

Comenta con tu Facebook

commentarios