Miami, abr 6 (SF).- Entre los autos clásicos subastados el pasado fin de semana en la ciudad de Fort Lauderdale, en Florida, uno en especial llamó la atención y fue el Ferrari F430 Berlineta F1 del año 2007 que perteneció al actual presidente estadounidense Donald Trump.

[quote_box_center]Al ritmo de la marcha presidencial estadounidense ‘Hail to the Chief’ (Saludo al Jefe), el auto apenas superó la oferta mínima con USD 27o mil, situándose en la parte más baja del rango establecido por Auctions America, la casa subastadora que estimo el rango de venta entre USD 250,000 y USD 350,000.[/quote_box_center]

Donald Trump tuvo en su propiedad el auto por más de cuatro años y apenas lo utilizó pues lo vendió con 2,400 millas en 2011. Luego le sumarían unas pocas hasta llegar a las 6,000 con las que salió a subasta.

«Podemos confirmar que se intercambió de manos minutos después de que salió de la venta», aseguró la casa de subastas Auction América.

[quote_box_center]Donald Trump adquirió en auto nuevo y fue registrado en su nombre como se observa en el certificado original de propiedad que también formó parte de la venta, en el cual se puede apreciar la característica firma del actual presidente.[/quote_box_center]

«En el momento de su lanzamiento, era uno de los coches de rendimiento más avanzados tecnológicamente en el mercado», dijo un comunicado la casa de subasta. «Ya es un vehículo de producción baja, su valor es significativamente mayor por la propiedad del Presidente Trump».

A pesar de su conveniente amor por los productos hechos en Estados Unidos, el actual presidente de la nación siente una predilección especial por automóviles exóticos europeos.

Deportivos y limusinas con nombres como Rolls-Royce, Mercedes-Benz, McLaren, Lamborghini y Ferrari, han adornado los puestos de estacionamiento de la familia Trump en Mar a lago y Trump Tower.

Comenta con tu Facebook

commentarios