Kawasaki, abr 4 (SF).- Kanamara Matsuri, o el Festival del Pene de Acero, que este domingo se celebró en Kawasaki, es una celebración sintoísta, la religión nativa de Japón, en honor a la fertilidad que se festeja el primer domingo del mes de abril.

[quote_box_center]La celebración surgió entre las prostitutas japonesas con el objetivo de «alejar las enfermedades de transmisión sexual». Tiene su origen en el Japón medieval, donde las prostitutas, o geishas, pedían al herrero un gigante pene de metal para ofrecer al diablo durante los primeros días de abril.[/quote_box_center]

La creencia era que el diablo habitaba las vaginas de las geishas pero que perdería sus dientes cuando intentará morder la ofrenda de las prostitutas.

Hoy la tradición continúa a mayor escala, ya que de ella participa casi toda la población y hasta turistas del extranjero. Para prepararse para las celebraciones, que cuenta con alrededor de medio millón de personas, varias tiendas venden productos de todo tipo en forma de pene, como por ejemplo ilustraciones, dulces, decoraciones, llaveros, bolígrafos, vegetales esculpidos e incluso excrementos.

[pull_quote_center]Como pauta la tradición, varias prostitutas se reúnen alrededor de una imponente estatua con forma de pene para pedirle salud sexual.[/pull_quote_center]

Los fondos que se recaudan en el evento suelen destinarse a la investigación contra las enfermedades de transmisión sexual, en especial del sida.

Comenta con tu Facebook

commentarios