Washington, oct 6 (SF).- El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, acaba de declarar el estado de emergencia en Florida ante la inminente llegada del huracán Matthew, la tormenta más poderosa que golpea el Caribe en casi una década, después de que dejara al menos 140 muertos, en su mayoría en Haití, de camino hacia el norte.

[quote_box_center]La declaración firmada por Obama permite destinar ayuda federal a los esfuerzos estatales y locales para hacer frente a las «condiciones de emergencia» provocadas por Matthew.[/quote_box_center]

El gobernador de Florida, Rick Scott, advirtió el jueves en una rueda de prensa de que «millones de floridanos se quedarán sin luz eléctrica» tras el embate del huracán,que ya ha pasado por Colombia, Venezuela, la República Dominicana, Haití, Cuba y Bahamas, dejando torrenciales aguaceros y fuertes vientos en las zonas donde tocó tierra.

[quote_box_center]Más de 2 millones de personas fueron llamadas a evacuar sus hogares, lo que podría ser la mayor evacuación desde el huracán Sandy en 2012.[/quote_box_center]

Las carreteras de Florida, Georgia y Carolina del Norte y del Sur estaban congestionadas y los suministros escaseaban en las estaciones de servicio y tiendas de alimentos antes de la llegada del huracán.

[quote_box_center]Mientras Matthew azotaba el noroeste de Bahamas en su curso hacia la costa atlántica de Florida, el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos informó que la fuerza de sus vientos aumentó hasta los 220 kilómetros por hora (kph).[/quote_box_center]

Esto lo convirtió en un huracán «extremadamente peligroso» de categoría 4 en la escala Saffir-Simpson y es probable que continúe así mientras se acerca a Estados Unidos, dondepodría descargar directamente sobre Florida o avanzar a lo largo de la costa en la noche del jueves.

De los 140 fallecidos, 108 perdieron la vida en Haití. En tanto, miles de personas tuvieron que desplazarse después de que el huracán destrozó casas e inundó barrios.

Comenta con tu Facebook

commentarios