Saletta, ago 25 (SF).- Los equipos de rescate peinan los escombros en varias localidades pequeñas y pueblos en el centro de Italia este jueves, un día después de un terremoto de seis grados en la escala de Richter que sacudió la región y dejó al menos 252 muertos.

Mientras muchos cuerpos han sido encontrados, los rescatistas sacaron con vida a una niña entre los escombros, con la esperanza de regresar por más sobrevivientes entre las secuelas del devastador sismo.

«Silencio, silencio», dijeron, mientras estaban cada vez más cerca del sitio donde escuchaban ruidos. La menor fue identificada como Giorgia, de 10 años.

De su lado, el alcalde de la región italiana de Amatrice, en la provincia de Rieti, donde se ubicó el epicentro, Sergio Pirozzi, confirmó que «la mitad de la localidad» ha sufrido fuertes daños como consecuencia del sismo.

«La mitad de la localidad ya no existe, la gente está bajo los escombros», declaró el alcalde.

El síndico de Amatrice confirmó que se han producido derrumbes graves en varios edificios y puentes que complican el acceso a la zona por parte de las autoridades italianas, que tratan de ayudar a las personas que se encuentran «bajo los escombros».

El movimiento sísmico arrasó con gran parte de poblaciones como Amatrice, Accumoli y Pescara del Tronto.

Una decena de réplicas se han registrado en las últimas horas.

Comenta con tu Facebook

commentarios