Redacción, ago 21 (SF).- El mayor valor productivo y de importancia de las redes sociales es la comunicación, aunque también ofrecen posibilidades como brindar información, comprar, vender, promocionar, entre otras diversas tareas.

Sin embargo, ahora se conoció que además pueden ayudar a diagnosticar enfermedades como la depresión.

[quote_box_center]Una investigación realizada en conjunto por científicos de la Universidad de Harvard y la Universidad de Vermont determinó que con solo visualizar la cuenta de Instagram es posible detectar signos de depresión clínica.[/quote_box_center]

Para ello los especialistas crearon un programa basado en herramientas de aprendizaje automático que logró revelar a las personas que padecen este trastorno con un 70 % de acierto.

Para llegar a esta conclusión se tomaron en consideración 43.950 fotos de 166 perfiles de la red social.

Los parámetros que se analizaron fueron la frecuencia de publicaciones, los componentes de los metadatos, los colores y la saturación de las capturas.

Estos datos se midieron utilizando la detección algorítmica de rostros mediante programas de reconocimiento facial. Al final a los investigados se los sometió a un test psicológico con el fin de conocer su salud mental.

Los indicadores de depresión se vislumbraron incluso cuando el análisis se restringió a los mensajes subidos antes de que los individuos fueran diagnosticados por primera vez. Las expresiones humanas en las características fotográficas -como la alegría o la tristeza- funcionaron como factores predictores. También las selfies en soledad.

[quote_box_center]Entre otras estadísticas, las imágenes publicadas por los individuos deprimidos tenían más probabilidades de ser de tonos más azules, grises y oscuros. Y además de ser los que más postean prefieren utilizar el filtro conocido como Inkwell -pasa las fotos a blanco y negro- y sus publicaciones suelen ganar muchos “me gusta”, pero reciben pocos comentarios.[/quote_box_center]

De acuerdo al estudio estos hallazgos sugieren nuevas vías para la detección precoz y la detección de la enfermedad mental. Los modelos resultantes superaron la tasa de éxito promedio de diagnóstico para la depresión por parte de los médicos.

“Las redes sociales pueden ser una herramienta para la detección de patologías mentales en una sociedad cada vez más digitalizada”, destacaron los investigadores.

Comenta con tu Facebook

commentarios