Río de Janeiro, ago 2 (SF).- Un guardia de seguridad fue detenido en Río de Janeiro acusado de abusar sexualmente de una mujer bombero que dormía dentro del velódromo ubicado en el Parque Olímpico de la ciudad brasileña, sede principal de la competencia, según informó la policía.

[quote_box_center]El hombre, identificado como Genival Ferreira Mendes, que prestaba sus servicios al comité organizador de los Juegos Olímpicos, fue capturado infraganti por agentes policiales luego de que fueran alertados por los gritos de la mujer en las horas de la madrugada. Se prevé que el acusado podría cumplir un pena de entre dos y seis años en prisión.[/quote_box_center]

Brasil registra altísimas tasas de violencia contra las mujeres. Según expertos y movimientos feministas, en el país impera una «cultura de la violación» que fomenta estos crímenes.

[quote_box_center]Según datos recopilados por la reconocida ONG Foro de Seguridad Pública, en 2014 la policía brasileña registró una agresión sexual cada 11 minutos.[/quote_box_center]

El Comité Olímpico se hizo eco de la noticia y publicó una nota en la que «repudia cualquier tipo de violencia y falta de respeto» y agregó que «todos los trabajadores contratados son orientados a seguir el código de conducta de Río 2016», el cual predica una comportamiento profesional.

Comenta con tu Facebook

commentarios