Agencias, jul 15 (SF).- Robert Kugler, un “ex Marine convertido en viajero”, tiene una perra labrador llamada Bella que lamentablemente fue diagnosticada con cáncer. Tenía osteosarcoma, un cáncer ósea.

Los veterinarios le recomendaron sacrificarla pero el no quiso. “Puedes amputarle la pierna, pero deberías sacrificarla ahora, porque va a sufrir mucho. El cáncer llegó a sus pulmones y el escenario sería de 3 a 6 meses de vida”, le dijo un veterinario.

En cambio, él y Bella decidieron emprender un viaje a través de todo Estados Unidos, “un viaje de despedida”. Recorrieron todo el país y en este momento están en la costa este. “Bella es mi compañera de viaje. Y vamos seguir adelante todo el tiempo que podamos. Este increíble viaje fue la mejor decisión que pude haber tomado”.

Robert documenta todo su viaje a través de su cuenta de Instagram y hoy, 14 meses después, asegura que la decisión que tomó fue muy difícil pero que se alegra de haberla tomado.

Comenta con tu Facebook

commentarios