Caracas, jul 11 (SF).- El gobierno de Venezuela ordenó la ocupación de la empresa estadounidense kimberly-Clark, que cesó su producción de artículos de higiene personal alegando un deterioro de las condiciones económicas.

[quote_box_center] «Vamos a proceder a firmar la solicitud que nos han hecho los trabajadores, donde planteamos (…) la ocupación inmediata de la entidad de trabajo Kimberly-Clark de Venezuela (…) por parte de los trabajadores», dijo el ministro de Trabajo, Oswaldo Vera, en la planta de la compañía en Maracay.[/quote_box_center]

Asimismo, el ministro de Trabajo, Oswaldo Vera instó a las empresas privadas a trabajar de la mano con el gobierno ya que Venezuela no dudará en tomar empresas que decidan cerrarles la puerta al pueblo.

[quote_box_center]»Empresa que sea cerrada, empresa que será ocupada» gritó el Premier del Trabajo de Venezuela, en medio de aplausos y gritos de los trabajadores que fueron despedidos por la empresa norteamericana y que ahora retoman sus puestos de trabajo. [/quote_box_center]

«A partir de Kimberly-Clark vuelve a abrir sus puertas, su producción», afirmó el funcionario, quien reiteró la advertencia del presidente Nicolás Maduro de intervenir las compañías que paralicen sus actividades.

[quote_box_center]»Bienvenido el sector empresarial que quiera acompañar al gobierno, pero empresa que sea cerrada, empresa que va a ser ocupada y abierta por los trabajadores y el gobierno revolucionario», sostuvo.[/quote_box_center]

El pasado sábado, Kimberly-Clark anunció el cese de operaciones aduciendo una «carencia de divisas» para adquirir materia prima y «el rápido aumento de la inflación».

Según un comunicado de la multinacional, esos factores hacen «imposible operar».

[quote_box_center]La fabricante de papel higiénico y pañales, entre otros productos, aclaró que «si las condiciones cambiasen» evaluaría en el futuro «la viabilidad» de reanudar actividades.[/quote_box_center]

Maduro sostiene que esas distorsiones son inducidas como parte de un plan de desestabilización económica de sus adversarios, para derrocarlo.

En este contexto, varias compañías internacionales han venido paralizando de forma temporal o indefinida sus operaciones.

[quote_box_center]En mayo pasado, debido a la falta de azúcar, Coca Cola suspendió gran parte de su producción, reanudada en junio. Igualmente, los grupos estadounidenses Kraft Heinz y Clorox detuvieron recientemente actividades.[/quote_box_center]

No solo transnacionales se han visto afectadas, pues el principal fabricante de cerveza de Venezuela, Polar, frenó entre abril y junio la producción de la bebida por falta de cebada.

Polar también es el mayor productor de alimentos del país, y fue el blanco de la artillería verbal de Maduro al anunciar la ocupación de empresas paralizadas durante el Día del Trabajador, el 1 de mayo.

Comenta con tu Facebook

commentarios