Baton Rouge, jul 11 (SF).- Una joven afroamericana, sola, con un vestido largo, parada frente a dos oficiales que se desprendieron del retén policial y avanzan para arrestarla. Parece tranquila, segura, despreocupada, y con la mirada en el horizonte.

[quote_box_center]La imagen va camino a convertirse en un ícono de estos días de protesta en las ciudades de Estados Unidos frente a la violencia y los abusos policiales. Fue capturada por el fotógrafo de la agencia Reuters Jonathan Bachman en Baton Rouge, Luisiana, el sábado pasado.[/quote_box_center]

Ella es una manifestante más entre las decenas que el sábado se concentraron frente a la comisaría de Baton Rouge para protestar por la muerte del joven afroamericano Alton Sterling a manos de la policía en esa ciudad de Luisiana, Estados Unidos.

Los había convocado el grupo pro derechos civiles Black Lives Matters («Las vidas de ciudadanos negros importan»).

[quote_box_center]Varios medios identificaron a la mujer como Leisha Evans, de 28 años y enfermera de profesión, aunque la BBC todavía no ha podido confirmarlo.[/quote_box_center]

Y los otros dos que completan la fotografía son policías antidisturbios, vestidos más para la guerra que para disolver una manifestación pacífica.

En el fondo, además, se ve una barrera formada por otros agentes equipados con corazas y cascos.

[quote_box_center]La escena terminaría con su detención, la misma suerte que correrían otros 101 manifestantes, según informaría luego la policía de la ciudad.[/quote_box_center]

Pero la imagen se volvió viral en las redes sociales, y varios usuarios la describieron como «legendaria» y anticiparon que se incluirá en los libros de historia como la del hombre que en 1989 se plantó ante un tanque durante las protestas de la plaza de Tiananmén, en la República Popular China.

[quote_box_center]Movilizaciones como la de Baton Rouge contra las muertes de hombres afroamericanos a manos de la policía continúan extendiéndose por varias ciudades de Estados Unidos, tras las recientes matanzas en Minnesota y Luisiana.[/quote_box_center]

Como en Baton Rouge, en varios puntos de Minnesota también bloquearon calles y lanzaron petardos, y decenas de personas resultaron arrestadas.

Las marchas fueron en su mayoría pacíficas, aunque la mayor tensión se vivió en Dallas, Texas, donde cinco agentes de policía murieron a tiros cuando un hombre afroamericano les disparó durante una protesta.

Comenta con tu Facebook

commentarios