Washington, jun 23 (SF).- La Organización de Estados Americanos (OEA) concluyó este jueves una sesión extraordinaria de su Consejo Permanente sobre la crisis en Venezuela sin adoptar una decisión sobre la aplicación de la Carta Democrática al país suramericano.

[quote_box_center]Tras cuatro horas de discusiones, el embajador de Argentina, Juan José Alcurri, quien ocupa la presidencia rotatoria del Consejo, cerró la sesión sin que los países hubieran decidido adoptar algún tipo de medida para atender la situación venezolana.[/quote_box_center]

El punto del día de la sesión del Consejo Permanente de la OEA, la presentación del secretario general Luis Almagro de un informe sobre la crisis política y económica en Venezuela, fue aprobado con el voto favorable de 20 países y la oposición de 12, incluida la representación de Caracas.

[quote_box_center]Almagro presentó ante los embajadores de los 34 países del foro regional sus cuestionamientos a la situación de derechos humanos y políticos en Venezuela, contenidos en un demoledor informe de 132 páginas en el que invocó la Carta Democrática Interamericana.[/quote_box_center]

Los países de la región debían realizar en la reunión una «apreciación colectiva» para determinar si el gobierno venezolano cumple las normas democráticas fijadas en la Carta, un documento vinculante que faculta a la OEA a actuar en casos de «alteración del orden constitucional» en un país miembro.

[quote_box_center]La oposición acusa al gobierno de desconocer el Parlamento, limitar la libertad de expresión y encarcelar a dirigentes por razones políticas, entre otras denuncias. El gobierno venezolano niega rotundamente esas acusaciones.[/quote_box_center]

Con el voto a favor de 18 países, la OEA podía decidir tomar medidas diplomáticas para estabilizar la situación en Venezuela.

[quote_box_center]La sesión del jueves es la segunda esta semana sobre la situación venezolana en la sede del organismo regional, en Washington, luego que el martes el ex presidente de gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero tomó la palabra para llamar a los países del continente a apoyar una mediación que conduce junto con los ex gobernantes de República Dominicana, Leonel Fernández, y Panamá, Martín Torrijos.[/quote_box_center]

La dura oposición de Venezuela a un debate sobre su situación interna hace prever un maratónico despliegue de recursos, como «para un curso de derecho procesal», para intentar truncar la sesión o hacerla a puertas cerradas, dijo una fuente diplomática a la AFP.

[quote_box_center]Hace dos años, la dirigente opositora y entonces parlamentaria María Corina Machado asistió al Consejo Permanente, invitada por el gobierno de Panamá, para pronunciarse a favor de la activación de la Carta Democrática a Venezuela.[/quote_box_center]

Pero luego de horas de maniobras diplomáticas, la representación de Caracas logró excluir la crisis del país del debate y silenciar a Machado.

Las sesiones en la OEA ocurren mientras miles de venezolanos hacen fila esta semana para validar sus firmas y sacar adelante un referendo revocatorio este año contra Maduro, en medio de un empeoramiento de la crisis económica del país petrolero.

Comenta con tu Facebook

commentarios